magnify

¿Qué son las Termitas?

Se le llama comúnmente termitas a un orden de insectos denominado Isoptera. Las termitas también pueden ser conocidas como termes, comejenes u hormigas blancas, entre otros. El nombre del orden (del griego “alas iguales”) proviene del hecho de que los individuos reproductores presentan dos pares de alas de igual tamaño, conocidas como termitas aladas. Se alimentan de madera, fundamentalmente celulosa, aunque algunas especies pueden alimentarse de otros componentes como lignina.

termitas subterráneas

termitas subterráneas

Erróneamente se confunde a las termitas con hormigas, pues no existe relación evolutiva entre ambas. La única similitud es la apariencia general, si bien las hormigas son coloreadas (rojas, café o negras), mientras que las termitas son en su mayoría blancas o translúcidas. Además, las hormigas tienen dos pares de alas distintas: las delanteras son más grandes que las posteriores.  Sin embargo y a pesar de las evidentes diferencias físicas, evolutivamente las termitas están relacionadas con las cucarachas.

Las termitas como otros insectos tienen una carcasa exterior que recubre y protege sus partes blandas, llamado exoesqueleto. Allí también se unen los músculos. Debido a su pequeño tamaño las termitas no necesitan pulmones: los gases de la respiración como oxígeno y dióxido de carbono o resultado de la digestión como el metano ingresan o salen al exterior a través de espiráculos o estigmas, que son orificios que comunican el exterior directamente con las tráqueas. Como las tráqueas están formadas por tegumento invaginado, se cambian cada vez que el insecto muda.

Tampoco tienen sistema circulatorio como los mamíferos. La sangre no está dentro de vasos sanguíneos cerrados, por lo que se denomina sistema circulatorio abierto. De hecho, no tienen sangre sino un líquido llamado hemolinfa, que tiene una función distinta que la sangre de los mamíferos puesto que no deben transportar gases disueltos (función que cumple la hemoglobina en la sangre para unir oxigeno, por ejemplo). Sin embargo, al igual que esta presenta distintos tipos celulares.

Presentan un solo vaso sanguíneo largo y delgado compartimentado llamado aorta dorsal. La última de sus cámaras es un corazón primitivo que bombea sangre a hacia la cabeza desde el hemocele o cavidad abdominal, vertiendo la hemolinfa directamente en los órganos internos, desde donde ingresan a las células. El corazón tiene varios orificios laterales u ostiolos.

Poseen un sistema nervioso central formado por un pequeño cerebro conectado a un ganglio subesofágico por dos comisuras y una cadena de nervios que desciende ventralmente hasta las extremidades. El ganglio se encarga de la inervación del aparato masticador, mientras que el cerebro, compuesto de tres pares de lóbulos, regula los ojos, los ocelos, las antenas y parte de la boca. Las termitas también cuentan con un sistema nervioso vegetativo, formado por un cordón ventral doble con un par de ganglios por segmento, que inervan los órganos internos.

Son animales sociales que se distribuyen en castas. En la mayoría de las especies existen tres castas: las obreras, los soldados y los reproductores. En algunas especies existe una cuarta casta que consiste en individuos que pueden convertirse en alguna de las otras castas, según necesite el termitero. Todas las castas presentan diferencias morfológicas entre sí.

NINFAS

Las ninfas que recién eclosionan tienen el mismo aspecto de los adultos sin especializaciones. Las mismas se irán desarrollando con las sucesivas mudas. Hasta la ninfa III solo crece y se alimentan. Es este estadio quien comienza a mostrar los primeros signos de especialización, además de realizar algunas tareas en la colonia. A partir de aquí sufrirá distintas mudas en función de la casta a la que vaya a pertenecer.

OBRERAS

termitas obreras

termitas obreras

Las obreras son las más numerosas dentro de la colonia. Aunque son ciegas realizan la mayoría de las tareas, como alimentar y cuidar a las otras castas así como de las ninfas (individuos juveniles), construir y mantener los termiteros, etc. Carecen de alas, mudan durante toda la vida y debido a sus responsabilidades son las que producen mayores daños a las estructuras de madera. Su piel es blanca, aunque en algunas puede verse una pequeña mancha marrón claro casi amarillenta en el abdomen, correspondiente a los órganos del aparato digestivo.

SOLDADOS

Los soldados tienen una gran cabeza, con la que bloquean los túneles de las termitas contra la invasión de sus depredadores naturales. Usan sus mandíbulas poderosas y a veces excesivamente grandes para defender el nido de, por ejemplo, las hormigas. Algunas especies de termitas tienen soldados que presentan un cuerno por el que despiden sustancias líquidas que pueden intoxicar o repeler a los adversarios, mientras que otras tienen glándulas que producen una sustancia pegajosa. Generalmente son ciegos aunque en algunas especies pueden presentar ojos rudimentarios.

Los soldados forman varias filas una detrás de la otra, de forma de cerrar brechas en caso de que algún soldado muera. En algunas especies, hay soldados mucho más pequeños que otros, aunque no se conoce exactamente el motivo. Se especula que pueden estar especializados para una defensa de las galerías internas del termitero.

REPRODUCTORES PRIMARIOS

Dentro de la casta reproductora se encuentran los reproductores primarios, los secundarios y los alados. Los primarios constan de rey y reina (macho y hembra), llamados pareja real. Las hembras tienen un abdomen sumamente dilatado debido al tamaño de sus ovarios, lo que le imposibilita el movimiento y la alimentación. El macho es de tamaño normal y ambos presentan un tórax de color oscuro que los diferencia del resto de las castas. La pareja real se une para toda la vida, que en termiteros grandes puede ser de 15 años.

Las termitas aladas son los adultos que producen parejas reales. Tienen dos grandes ojos compuestos a cada lado de su cabeza esférica, con un ocelo. Tienen alas que se caen una vez que se aparean luego de salir en su vuelo nupcial, también llamado enjambrazón, cuando cientos de estos insectos abandonan el termitero formando una verdadera nube, solo para caer a pocos metros del punto de salida. Si la reina comienza a poner menos nuevos porque ha envejecido o muere puede ser sustituida por reproductores secundarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>